Así como los rayos del sol dañan nuestra piel, también lo hacen con nuestro cabello. Los rayos UV pueden llegar a afectar de manera irremediable nuestra fibra capilar, desde la raíz a las puntas.
Son varios los agentes que pueden afectar a nuestro cabello, como el agua del mar, el cloro y principalmente el sol, que daña la parte superficial de la fibra capilar, quitando brillo, la suavidad, la fuerza y la resistencia.
Cuando esta se encuentra dañada, la keratina se degrada haciendo que los cabellosse debiliten, que se abran sus puntas y al melanina también se vea alterada,cambiando el color y la textura de este, haciéndolo mas débil,
En Antonio Peluquero te ayudamos a que el sol no castigue tu cabello, recomendándote los mejores cuidados y productos tanto en hidratacion como en protección.

Publicado: 27 de Mayo de 2016